Sin legalidad no hay libertad.pdf

Sin legalidad no hay libertad

Piero Calamandrei

«La legalidad es condición de libertad. Sin certeza del derecho no puede existir libertad política». Frente al «espantoso caos de un mundo en ruinas», en el terrible invierno de 1943-1944, Piero Calamandrei comprendió cómo toda esperanza de «resurgimiento duradero» tenía que fundarse sobre el restablecimiento del principio de legalidad como «método de gobierno». Si el fascismo había sido el régimen de la ilegalidad desplegada, una legalidad republicana no solo debía ser considerada fundamento esencial de la libertad, sino que tendría que ser también «una legalidad capaz de modificar todas las leyes menos las puestas a priori como condiciones necesarias para el respeto de la libertad». El principio y valor de la legalidad en sus diversas implicaciones es el eje en torno al cual gira la peripecia teórica del gran procesalista y también constitucionalista que fue Piero Calamandrei: «el tema/problema de toda su vida de jurista», según se ha dicho. Pero no se trata de un eje inmóvil, pues a lo largo de esta experimentó una evolución significativa, que acredita en él la ausencia de dogmatismo, la presencia de una viva sensibilidad hacia los estímulos del entorno, y la permanente disposición a hacerse cargo de las exigencias que una realidad convulsa, y con frecuencia dramática, le planteó en su condición de hombre de derecho y ciudadano intensamente comprometido con la salud de la polis. El texto contenido en este libro da cuenta de uno de los momentos clave de ese rico itinerario.

SIN LEGALIDAD NO HAY LIBERTAD, CALAMANDREI,PIERO, 13,00€. «La legalidad es condición de libertad. Sin certeza del derecho no puede existir libertad política». F...

2.17 MB Tamaño del archivo
9788498796230 ISBN
Gratis PRECIO
Sin legalidad no hay libertad.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.talkgroups-mentors.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Librería Dykinson - Sin legalidad no hay libertadCalamandrei, Piero | 978-84- 9879-623-0 | «La legalidad es condición de libertad. Sin certeza del derecho no  ...

avatar
Mattio Mazios

Sin legalidad no hay legitimidad, pero por sí sola no otorga legitimidad democrática. Temo que de tanto hablar de paz, de la cercanía de la paz, terminemos perdiendo de vista la libertad. La libertad se da por supuesto, lo que nos falta es la paz. Sin legalidad no hay libertad - Piero Calamandrei. Incluye ensayos, divulgación, pensamiento, crítica... Moderador: Pseudoabulafia. 1 mensaje • Página 1 de ...

avatar
Noe Schulzzo

La crisis de la democracia constitucional (2011) y P. Calamandrei, Inventario de la casa de campo (2012) y Sin legalidad no hay libertad (2016). Colaboró durante más de treinta años en el diario El País . Pero la cosa no queda ahí, pues a los derrechos sindicales antes mencionados -libertas de constitución de sindicatos y libertad de afiliación- hay que añadir el derecho al libre funcionamiento ...

avatar
Jason Statham

«La legalidad es condición de libertad. Sin certeza del derecho no puede existir libertad política». Frente al «espantoso caos de un mundo en ruinas», en el terrible invierno de 1943-1944, Piero Calamandrei comprendió cómo toda esperanza de «resurgimiento duradero» tenía que fundarse sobre el restablecimiento del principio de legalidad como «método de gobierno».

avatar
Jessica Kolhmann

Porque una democracia sin libertad, sin responsabilidad, sin legalidad, sin respeto, es fácil que se convierta en totalitarismo visible o encubierto. Soy parte de la generación del 88, la de la transición democrática y muchos hombres y mujeres nos enseñaron a resistir, hoy y siempre, la tentativa totalitaria de imponer un solo pensamiento y una sola racionalidad.