El ermitaño del Rey.pdf

El ermitaño del Rey

De la Rosa, Julio Manuel

Sinopsis: A punto de redactar testamento, Benito Arias Montano encuentra un papel olvidado con un nombre escrito: Desiderii. Desiderii es Erasmo de Rotterdam y ese papel le recuerda la voluntad perdida de haber elaborado una biografía sobre el maestro humanista. El que fuera capellán de Felipe II comienza así un viaje en el que nos habla de unos años cruciales para la historia y el pensamiento de la Europa del siglo XVI. El concilio de Trento, la redacción de la Biblia Regia o los oscuros pasadizos por los que se deslizaba la Inquisición Española son algunos de los acontencimientos que rememora este gran humnista español, al mismo tiempo que abre las puertas de ese paraíso personal que fue la peña de Alájar (Sierra de Aracena, Huelva), portal de sus recuerdos más íntimos y sus reflexiones sobre filosofía y alquimia. Julio Manuel de la Rosa recrea, con impecable minuciosidad y perfecta prosa, vida e intelecto de uno de los personajes más relevantes de la Historia de España El que fuera capellán de Felipe II comienza así un viaje en el que nos habla de unos años cruciales para la historia y el pensamiento de la Europa del siglo XVI. El concilio de Tretno, la redacción de la Biblia Regia o los oscuros pasadizos por los que se delizaba la Inquisición Española son algunos de los acontecimientos que rememora este gran humnista español, al mismo tiempo que abre las puertas de ese paraíso personal que fue la peña de Alájar (Sierra de Aracena, Huelva), portal de sus recuerdos más íntomos y sus reflexiones sobre filosofía y alquimia. Julio Manuel de la Rosa crea, con impecable minuciosidad y perfecta prosa, vida e intelecto de uno de los personajes más relevantes de la Historia de España.

En su mano izquierda, el lado de la mente subconsciente, tiene un bastón largo (signo de su poder y autoridad) el cual utiliza para guiarse y equilibrarse. Significado de El Ermitaño vertical . Un buscador del conocimiento que viene de su interior.

7.13 MB Tamaño del archivo
9788491890126 ISBN
El ermitaño del Rey.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.talkgroups-mentors.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

"Rey muerto rey puesto". Aunque ahora no guste el Rey. Ahora entra un nuevo periodo, una nueva era. Algo nuevo nos está esperando. No sabemos qué es.

avatar
Mattio Mazios

El ermitaño del Rey Algaida Literaria - Premio Novela Corta Diputación De Córdoba: Amazon.es: De la Rosa, Julio Manuel: Libros Selecciona Tus Preferencias de Cookies Utilizamos cookies y herramientas similares para mejorar tu experiencia de compra, prestar nuestros servicios, entender cómo los utilizas para poder mejorarlos, y para mostrarte anuncios. El ermitaño del Rey Autor: Julio Manuel De la Rosa. A punto de redactar testamento, Benito Arias Montano encuentra un papel olvidado con un nombre escrito: Desiderii.

avatar
Noe Schulzzo

Este ermitaño observó durante varias noches consecutivas unos resplandores misteriosos sobre un montículo del bosque, como si fueran lluvia de estrellas. Pelayo, altamente impresionado por las luminarias, decidió presentarse ante el obispo Teodomiro (que por aquel entonces era obispo de la sede de Iria Flavia , actual Padrón ) para comunicarle los hechos.

avatar
Jason Statham

08/07/2019 05/03/2018

avatar
Jessica Kolhmann

159, entre el caballero y el Ribaldo), el matrimonio de Zifar con la hija del rey, el proceso ... Para el ermitaño o el joven rey Tabor, ocurre “en dormiendo(se)” los ...